Acadio: el verbo e introducción al trabajo con texto

Dejamos la última entrada sobre Acadio sin hablar sobre el verbo, quizá lo más complicado de esta lengua por sus numerosas formas, etc.

El verbo en acadio se caracteriza por tener sistemas y subsistemas, lo que hace que existan muchísimas formas verbales, complicándolo todo un poco. Además el verbo puede clasificarse según, por ejemplo, la vocal existente entre la 2ª y 3ª consonante; si es de movimiento o estático.

Algunos trucos rápidos para conocer las formas del verbo son los siguientes.

-> Presente: reduplicación de la 2ªC. Quedaría: CVCCVC

-> Pretérito: CCVC

-> Perfecto: infijo -ta- quedando C-ta-CVC

-> Estativo: no atiende a aspectos temporales. Verbos con raíces de adjetivos. No tienen prefijos. Los sufijos de estativos se añaden a nombres y adjetivos y ya se forma una frase nominal.

-> Infinitivo: es verbo y al tiempo es sustantivo. Puede acompañar a preposiciones

                                           -ina + inf. (temporal)

                                          -ana + inf. (final)

-> Participio: siempre activo (el que hace…) Pasivo es el adjetivo verbal.

-> Subjuntivo: -u que se pega a  personas que no llevan sufijos. A veces también se pierde.

En cuanto a los temas del verbo acadio, se pueden sintetizar de la siguiente manera:

-> G: tema de base

-> Gt: infijo -ta-. Es un tema de reciprocidad y reflexivo

-> D: es factitivo, se hace la acción del verbo, por ejemplo “hacer aprender=enseñar”. O con objeto directo múltiple, o el sujeto. Uso redundante.

-> Dt: en pasivo

-> Š: es acusativo. el sujeto hace que una 2ª persona realice el verbo.

-> Št: pasivo o lexical. Significado propio.

-> N: prefijo na-. Es una pasivo, raramente reflexivo o recíproco.

-> Tn: se aplica a temas principales. Se realiza con continuación de la acción del verbo.

-> Šd: se utiliza sobre todo en poesía. Muy raro.

Una vez visto el verbo por encima, ya tendríamos una visión general de la gramática (junto con lo que vimos anteriormente aquí y aquí). Para empezar a trabajar con un texto, lo primero sería tener un diccionario para poder encontrar y descifrar los signos de una escritura cuneiforme, como por ejemplo este. El orden en el que aparecen los signos en un diccionario sería el siguiente:

  • Primero los horizontales
  • Segundo los diagonales
  • Tercero los verticales
  • Cuarto los signos compuestos siguiendo también el orden anterior

Una vez vista la gramática a grandes rasgos pasaremos a ver un texto en la próxima entrada, tanto su análisis histórico, como el trabajo sobre transliteración, traducción e interpretación.

BIBLIOGRAFÍA:

R. Caplice, Introduction to akkadian, Editrice Pontificio Istituto Biblico, Roma 2002.

Recursos web: www.lexicity.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s