Segunda semana y sigo viva.

Es la segunda semana de trabajo prospectando, y piensas, bueno ya estoy entrando en rutina, ya no puede pasar nada raro y me voy a quedar sin anécdotas que escribir. Pues no, dos semanas no son nada, y a mi me pasa de todo.

El lunes empezó bastante bien, un paraje bonito, buena visibilidad, varios yacimientos por ver. El sr. del tiempo ( mi aplicación de móvil) había dicho que llovería, pero el día amaneció soleado. Y así tranquilamente transcurría el día. Hasta que después de comer, allá en lontananza vimos el cielo negro de la tormenta. Pensamos que con lo lejos que se veía no nos pillaría antes de acabar la jornada. El caso en que unos minutos después nos cruzamos con un señor autóctono de la zona que iba a andar por el camino, iba pertrechado con su chubasquero y un paraguas. Yo le comenté a mi compañera, que las gentes autóctonas conocen por donde vienen las nubes de tormenta y cuando llegan, (bueno, o miran la predicción del tiempo antes de salir). Pero ella también insistió en que nos quedaba menos de una hora de jornada y no nos pillaría.

¿Adivináis? Si, tardo dos minutos en llegar. De repente el cielo se oscureció, bajaron las temperaturas, se levanto viento, y ya no estábamos en un campo soleado sino en la tierra de Mordor. Las primeras gotas empezaron a caer, así que decidimos marcharnos para el coche antes de que se pusiera peor…..pero no dio tiempo. El agua empezó a arreciar, con una fuerza y un viento que hacía que me hiciera daño en la cara y todo. Espera, no, es que no era agua, era granizo. Pues eso…..empapadas hasta la ropa interior. Buen comienzo de semana.

Pero bueno, el resto de la semana haría sol. Demasiado sol. Es por eso que tuve que echarme ya cremita protección total. Pero el viento y el sol me habían cortado los labios. Así que el miércoles decidí que además de cremita, protector labial. Me lo puse antes de salir de casa, y noté, yo alérgica a las barras de labios, que este protector era muy suave, más de lo que recordaba y no me producía molestias, incluso daba frescor. Mira que bien. A media mañana, mucho sol, para técnica para crema, y por supuesto protector labial. Esta vez decidí darme a base de bien, ya que no me daba alergia. Pero de repente empecé a sentir un frescor mentolado en las encías, muy raruno todo.

Hay amigos, no era bálsamo labial para el sol…..ni os imaginas. Era para aliviar las picaduras de insectos. Aún no se como no me envenené. Pero sigo viva.

Solo con esto ya estaba echada la semana en anécdotas. Pero aún quiero añadir algo que pasó el viernes. Y es que resulta que encontramos eso que siempre mencionas pero que nunca crees que vayas a encontrar. Una tumba, si, una tumba pero actual. Ahí, en el límite de dos parcelas, con su cruz de madera, su fosa limitada con ladrillos y un pequeño altar de tejas para meter una vela, una figura de un santo, una estampita borrada y un pequeño puzle que no sabemos que imagen tenía. Rápidamente empezamos a especular: ¿sería una mascota?, no creo que le pongan santos; ¿alguien desconocido?, ¿algún antiguo dueño de las tierras?; ¿un trabajador ilegal?…..la imaginación vuela.

El caso es que nos quedamos con la intriga y muchas fantasías en la cabeza. Puede que en realidad sólo fuera un epitafio de alguien que murió allí mismo, pero eso sigue siendo igual de intrigante, ¿No?

Y básicamente esto es lo más destacable de la semana, a parte de los kms. y kms. sin ver un triste yacimiento. Aunque si muchos conejos y algunos corzos, que viven en paz y tranquilidad, porque solo a unas locas se les ocurre cruzar por montes salvajes donde te come la vegetación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s